Sobre el problema del Tipnis en Bolivia

por Feral Warfare

“… esas personas que ahora defienden el TIPNIS y se solidarizan con la causa de la naturaleza y el medio ambientalismo son las provocadoras de la explotación de lo salvaje a nombre de recursos naturales, de manera que cuando las consciencias les remuerde reforman la explotación la hacen menos evidente y la camuflan con alternativas a través de negociaciones de las partes interesadas.”



Sobre el Problema del TIPNIS* en Bolivia

La perspectiva aislada de la civilización con referencia del problema del TIPNIS.

Afrontar los problemas de forma aislada hace que la dominación sea perdurable, el punto reside en la especialización de los roles y deberes a desarrollar a favor del sistema y en la satisfacción de necesidades en civilización.

El aislamiento de los problemas provocados por la civilización confluye en rebuscar trivialmente las respuestas más adaptables y menos incongruentes, coherentes con la tecnología e intereses comunes de la civilización. Así surgen las alternativas sostenibles de explotación de la tierra en áreas energéticas e industriales, de estas derivan las agrícolas y alimentarias, todo de manera programada para la explotación total.

Entrando en el problema del TIPNIS, éste surge con la IIRSA (Iniciativa para la Integración Regional de Sur América) y este proyecto está afectado visiblemente “áreas protegidas”, “pueblos originarios e indígenas” entre los más importantes y de quienes la resistencia no es una postura cambiante. Surgen a causa de esta amenaza regional representantes y defensores externos e internos, en el caso del TIPNIS han planteado rutas alternas 4 proyectos que deben ser, según ellos, profundizados por el Estado. Así mismo han informado de la presencia y diversidad biológica existente, como muestra del inventario científico y han tomado las leyes del Estado para defenderse, ¡terrible error! que reconoce la autoridad y dominación para determinar y remarcar su capacidad de control y decisión.

En profundidad analítica la mayor amenaza del TIPNIS la conforman las personas que ahora mismo la están defendiendo, sí aunque sea contradictorio, esas personas que ahora defienden el TIPNIS y se solidarizan con la causa de la naturaleza y el medio ambientalismo son las provocadoras de la explotación de lo salvaje a nombre de recursos naturales, de manera que cuando las consciencias les remuerde reforman la explotación la hacen menos evidente y la camuflan con alternativas a través de negociaciones de las partes interesadas.

De la misma manera en que algunos defienden sólo al TIPNIS, también hay quienes dentro de esta moda de defensa se interesan únicamente por los animales del TIPNIS, otros por la flora y otros por los indígenas. Porque suponen que no pueden defenderse e incurren en la contradicción de defender el TIPNIS por un lado y provocar su violación por otro al ser parte del sistema tecno-industrial. Los activistas y sus estrategias reformistas deben caducar, deben caducar los animalistas, los ecologistas, los defensores de los derechos indígenas entre otros…

¿Por qué deben caducar?
Porque simplemente las empresas, los gobiernos y los Estados sólo responden a los intereses de quienes les dan vida, producen y legislan para las personas, claro, por supuesto también les extraen algo de vitalidad a través de la rentabilidad y adquisición pero conjuntamente ambos son los artífices de la estructura civilizatoria funcional. Y los activistas son los apaga fuegos por excelencia, porque son ellos quienes incitan de manera asilada al levantamiento de las consciencias y son ellos mismos quienes se benefician de los resultados. Este asilamiento de problemas es lo que inevitablemente produce la destrucción del TIPNIS y de todos los espacios aprovechables para la mercantilización a favor de la tecno-industria que brinda las comodidades a cada hombre, mujer y niño en el sistema social.

El colapso de la civilización es inevitable, fruto podrido de ese sistema es la actual expansión de la tecno-industria y civilización hacia lo salvaje para evitar su caída pero eso es insostenible pues no existen dos TIPNIS, en el caso de Bolivia, ni tampoco existe libertad salvaje en un mundo que refuerza el control y producción del sistema tecno industrial.

Finalmente ha llegado la hora de elegir, luchar y vencer!
¡Insurrección Salvaje!

*TIPNIS (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure).

Relacionado:
- La moda medioambientalista en defensa del Tipnis en Bolivia. Critica a la falsa defensa de la Tierra.